• 4 cucharaditas de té verde
  • un puñado de hierbabuena fresca
  • 12 cucharaditas de azúcar
  • 550 gr de agua
  • 2 bandejas de cubitos de hielo

Refrescante y sabroso:

  1. Poner en el vaso los cubitos de hielo y programar 10 seg. velocidad 5. Si ha quedado algún trozo grande, darle un golpe de turbo. Reservar.
  2. Poner el agua (un poco más de medio litro por el vapor que se pierde) y programar 4 minutos a 80º velocidad 2.
  3. Mientras poner en una tetera el té verde, enjuagar con un poco de agua templada y escurrir (esto se hace para que amargue menos), añadir la hierbabuena limpia y el azúcar. Verter encima el agua del vaso cuando termine. Dejar reposar 3 minutos.
  4. Poner el hielo picado en cada vaso o jarrita y encima echamos el té después del reposado. Acompañar con unas hojas de hierbabuena. Es muy refrescante…

A disfrutar…